La afluencia de visitantes procedentes de países nórdicos a la Costa del Sol, no es ningún secreto. La luz, y el buen clima durante todo el año, son un aliciente para aquellos que desean escapar de temperaturas bajas y cielos grises. Sin embargo, llama la atención el crecimiento que ha experimentado, hasta posicionarse en segundo puesto, solo por encima de los turistas procedentes del Reino Unido.

Además, según datos de turismo, son los terceros en cuanto al nivel de gasto que realizan (8,5% del total), solo por debajo del Reino Unido y Alemania.

El turismo internacional es clave como mecanismo para mantener la Costa del Sol como uno de los destinos más activos y prósperos de la Península. Según las estadísticas, este destino sigue sumando relevancia y consolidándose en el mercado, gracias en cierto modo a los turistas que cuentan con más presupuesto para sus viajes, como los rusos, nórdicos o estadounidenses.

Los turistas nórdicos suman ya más que los alemanes y crecen a ritmo del 20%, gracias a factores como la fuerte apuesta por la Costa del Sol como destino de las principales aerolíneas (especialmente Norwegian) o la mejora de la conectividad aérea. Buena prueba de ello es que los turistas procedentes de Países Nórdicos ocupan la segunda posición en cuanto al nivel de llegadas al aeropuerto de Málaga, con un total de 779.450 viajeros; lo que supone un 20% más respecto al año pasado.

El aumento del turismo nórdico es una excelente noticia, ya que se trata de un turista más activo y con un presupuesto medio bastante superior al del resto de visitantes de la costa (en concreto, un 39,6% más). Además, según señalan los expertos, el turista escandinavo es un cliente agradecido; ya que tiene un nivel cultural alto, disfruta de la comida, el clima y la gente, y está acostumbrado a vivir bien y pagar por ello. Además muchos de estos turistas optan con el tiempo por establecer su residencia definitiva en la Costa del Sol. Concretamente Fuengirola, cuenta con la segunda mayor colonia de finlandeses en todo el mundo, únicamente por detrás de Suecia.

Según estos datos, no cabe esperar otra cosa que seguir viendo el crecimiento del turismo nórdico en nuestro país, lo cual será un indicativo de que vamos en la dirección adecuada en el desarrollo de este sector.